miércoles, 9 de abril de 2008

La historia detrás de una foto

Esta es sin duda una de las fotos más impactantes que han salido de Asia en el último año y le mereció esta semana el Premio Pulitzer a la agencia Reuters.
La foto muestra el momento en que el camarógrafo japonés Kenji Nagai, de la AFP, es asesinado por las fuerzas del orden durante manifestaciones de protesta de monjes budistas en Myanmar (la antigua Burma) en septiembre del 2007.
El fotógrafo que logró la secuencia de la muerte de Nagai, Adrees Latif, fue enviado desde Bangkok a Yangon una vez que empezaron las manifestaciones. Latif dice que creyó que el hombre que había fotografiado había sido pisoteado por los soldados y no percibió sino hasta más tarde que en realidad había muerto.
La foto conmocionó a la sociedad japonesa, lo que obligó a Tokio a retirar su apoyo a la junta militar que gobierna con mano de hierro, y a punta de sangre y hambre, a los 55 millones de habitantes de Myanmar.
Otra fotografía me impactó esta mañana: la de 54 inmigrantes ilegales de Myanmar, en su mayoría mujeres, que se sofocaron en el interior de un camión cuando viajaban de contrabando a Tailandia. Según la ONU, el 60% de los niños en Myanmar sufre de desnutrición y las tasas de contagio del SIDA están entre las más altas de Asia. Como los salarios en Tailandia son tres veces más altos que en Myanmar, no será la última vez que desesperados inmigrantes se expongan a los peligros de cruzar la frontera.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Déjame un comentario