jueves, 22 de mayo de 2008

¿De quién son piernas?


En América Latina sabemos que no conviene buscarle tres patas al gato, pero no hay nada que prohiba buscarle cuatro piernas a la primera dama.
Para no perder la costumbre de reproducir las fotografías ajenas, incluyo ésta tomada del blog Shangaiist que registra la reunión entre el Emperador japonés Akihito y la Emperatriz Michiko, con el Presidente Hu Jintao y su esposa, hace dos semanas en Tokio.
Todo se ve normal, hasta que uno mira debajo del asiento de la Primera Dama china, a la derecha de rojo, a quien le surge un misterioso par de piernas en la retaguardia.
"A mala cabeza buenas son piernas", debía estar pensando el editor que decidió eliminar de la fotografía a una de las traductoras de la reunión, pero que en realidad la medio eliminó porque en el afán se le olvidó la parte de abajo. ¡Qué mala pata!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Déjame un comentario