jueves, 8 de mayo de 2008

¡Qué cruz!

Esto de reproducir fotografías de otros lugares se está volviendo una costumbre, pero si la foto vale la pena, entonces debe ser una buena costumbre.
No, no se volvieron cristianos todos los policías chinos, aunque eso sería lo que querría la Iglesia.
La foto de la agencia Reuters, muestra a la Policía paramilitar de la ciudad de Shenyang en la provincia china de Liaoning, cuyos miembros tienen que usar cruces en la espalda para aprender a caminar erguidos.
Shenyang será la sede de los partidos de fútbol durante los Olímpicos de agosto, y estos elementos de la fuerza pública serán los responsables por garantizar la seguridad de jugadores y espectadores. Lo harán, podemos estar seguros, sin que jamás los agarren fuera de lugar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Déjame un comentario