viernes, 13 de junio de 2008

Las mejores (y aburridas) ciudades

Esto no tiene nada que ver con Asia y sin embargo tiene todo que ver. La consultora de recursos humanos Mercer acaba de publicar la lista de las mejores ciudades para vivir en el mundo y ¡oh sorpresa! Asia, Latinoamérica y África no aparecen en los primeros lugares de la clasificación.
Según los super-expertos, los mejores lugares para vivir, quedan (naturalmente) en su mayoría en Europa: Zurich, Viena, Ginebra, Dusseldorf, Munich, Frankfurt, Berna, Copenhague, Ámsterdam, Bruselas, Berlín, Luxemburgo y Estocolmo.
Además de las ciudades del Viejo Mundo, en la lista de las 20 mejores sólo clasifican urbes en Canadá, Nueva Zelandia y Australia.
Para alguien como yo, que creció viendo por televisión unos documentales aburridísimos de ciudades alemanas llamados “el Mundo al Instante”, la idea de que Dusseldorf es uno de los mejores lugares del planeta produce perplejidad.
También me llama la atención lo bien clasificadas que salieron Auckland y Wellington, en Nueva Zelandia. Yo supongo que debe ser un sitio lindísimo, pero ¿es que el hecho de que queda al final del mundo y cerca de ninguna parte no cuenta? Yo ya vivo lejos, pero Auckland no es lejos sino lejísimos. Me parece difícil creer que buena calidad de vida sea tener que viajar tres días cada vez que uno quiere ir a ver a los papás.
Mercer es una prestigiosa empresa que entre otras cosas asesora a compañías multinacionales que permanentemente están mudando a sus ejecutivos de un país a otro. La lista de Mercer ayuda a las compañías a negociar los contratos con sus “expatriados”, porque la calidad de vida del lugar al que alguien es enviado tiene que ver con su salario y con los beneficios adicionales que le dan.
Por eso me resulta curioso este ranking de ciudades maravillosas para expatriados, en el que no aparece ninguna de las capitales europeas en donde todos sabemos que la gente sí sabe vivir como Madrid o Roma, ni tampoco ningún lugar en Asia, en donde los jardines no son milimétricamente podados (hay veces ni siquiera hay jardines) y el aire es menos que perfecto, pero rara vez hay un día igual al otro.
Es lo que yo llamaría el factor aburrimiento, que claramente no lo mide este ranking de Mercer.
Sé porque conozco varios, que hay expatriados que solo querrían ir a ciudades en donde todo funcione con precisión suiza y en las que puedan fácilmente reproducir la vida que tienen en su lugar de origen. Pero hay muchos más que piensan que la calidad de vida tiene muchas maneras de medirse y no consiste solamente en que todo alrededor parezca salido de una tarjeta postal.
Por eso me molesta que Asia esté rezagada en la clasificación, porque lo que le falta en limpieza y organización, le sobra en color y personalidad.
Confieso que hay veces –ayer por ejemplo- en que a la tercera vez que alguien se me adelanta en la fila o eructa en mi cara pienso que no me aguanto a los chinos un día más, pero la mayoría del tiempo estoy fascinada por la vitalidad de Hong Kong y entusiasmada con la idea de todos los misterios que aún me falta por descubrir.
¿O es que acaso en Dusseldorf uno puede sentarse en un banquito en la acera a mitad de la tarde a comerse un plato de sopa de fideos con carne como pasa en Hanoi? ¿O salir a la calle y cruzarse con una geisha que sale para el trabajo, como sucede en el barrio de Gion en Kyoto? Claro, misterio y fascinación no son factores importantes para los expertos de Mercer que tienen que medir índices como calidad de los servicios públicos, pureza del aire e instalaciones hospitalarias.
No digo que eso no sea importante, pero sí creo que no es lo único importante y que una lista menos “euro centrista” le haría justicia a lugares en el tercer mundo que tienen problemas, pero que al menos no son aburridos.

1 comentario:

  1. Querida colega,

    Me tomo la libertad de escribirte porque tenemos una emergencia humanitaria. Sólo necesito que leas algo sobre Guinea Ecuatorial, único país del continente africano que habla españól (como tú) y que, tras informarte, pienses si hay alguna manera de echarnos una mano, de ayudarnos a superar el gran drama que padece nuestro pueblo. Estoy escribiendo a todos los colegas que conozco o que encuentro en el ciber espacio.

    Te dejo la dirección de nuestro blog por si lo consideras interesante. Gracias, de antemano, por estar ahí y ser periodista.

    http://geconfidencial.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Déjame un comentario