miércoles, 25 de junio de 2008

Un dios en mi casa (y no es mi esposo argentino)

Esta mañana vino Fengshen, el dios del viento, el mismo que este fin de semana volteó un ferry en las Filipinas, ahogando a 760 de las 800 personas que estaban a bordo. Yo estaba durmiendo en mi apartamento cuando llegó el tifón y por eso no lo sentí entrarse por los resquicios de las ventanas, ni me di cuenta de sus pérfidas intenciones cuando empezó a cubrirnos con una cortina de agua tan pesada, que las paredes empezaron a llorar lágrimas torrenciales y el piso de mi baño se convirtió en una piscina.
Como pude contuve la inundación, renegando de la calidad de la impermeabilización en China y haciendo una lista de todo lo que tendrá que ser reparado y reforzado antes del próximo tifón.
A las 9 decidimos salir a verle la cara a Fengshen. Cuatro años en Miami nos volvieron expertos en la ciencia de los huracanes y sospecho que una estadía en Hong Kong nos convertirá en doctores en materia de tifones.
Fengshen fue el primer tifón de esta temporada en llegar al sur de China y ha causado estragos con sus vientos de casi 180 kilómetros por hora.
Esta mañana las calles de Hong Kong estaban llenas de ramas de árboles arrancadas por la tormenta y botes de basura se desparramaban por el piso. Visto de cerca Fengshen -que en chino significa dios del viento- no era tan amenazador, pero sospecho que cuando posando de valientes salimos a enfrentarlo, ya había pasado lo peor. Las olas seguían reventando con fuerza en los espigones y la lluvia nos había dejado instantáneamente empapados, pero debo decir que sólo le vimos la cola al malicioso dios, que luego de haber descascarado varias paredes de mi casa, se fue feliz hacia Shenzhen a ver qué más daños causa.

4 comentarios:

  1. Fue un dia de suerte que ese tifon causara un daño ligero. Creo que en Colombia somos apenas un poco mas afortunados de que este tipo de desastres se presenten a menudo. lo único malo es que cuando eso pasa, los damnificados son los mas pobres, ¿sera que ese dios o el que sea lo hace de adrede? porque creo que esta vez en Hong Kong fue prudente...
    Afortunada tu que el causante fuera el dios del viento y no tu esposo!
    Extraña coincidencia!
    Interesante Blog y muy buen post

    ResponderEliminar
  2. Hola nightwriter. Gracias por tus comentarios. Lo peor es que con el calentamiento global todo indica que cada vez habrá más tifones, huracanes y ciclones. Que el dios del viento o el que sea se apiade de nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    Adriana,
    Sí, pero no solo el calentamiento global, o los diferentes fenomenos naturales, sino la imprudencia y esto pasa en todos los paises. Es cierto, no se miden las consecuencias y se culpa a Dios o dioses por esto. Muy interesante tu blog. Me entere de el por Felix esta mañana en La W. Me gusta la plantilla que usas.
    Te invito al mio: http://tucafeespacio.blogspot.com/
    cuentame como te parece.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por enviarme tu blog. Lo miro y te cuento que me parece.

    ResponderEliminar

Déjame un comentario