domingo, 20 de julio de 2008

Galería latina

Como el monopolio del amor por la patria no lo tienen los chinos, decidí aprovechar que hoy es el Día Nacional de mi país para exhibir si no mi nacionalismo, al menos mi regionalismo.
Por eso he resuelto publicar algunas de las latinoamericanidades con las que me he cruzado en estos años de vivir en Asia. Son fotos que en su momento me hicieron sonreir o produjeron un pinchazo de nostalgia por allá en esa parte de mí que todavía extraña la patria y el continente.
Las fotos estaban desperdigadas en mi archivo pero me dieron ganas de juntarlas el otro día cuando salí a esperar el bus y así era como se veía el paradero:


Para aquellos que acaban de llegar de Marte, las sandalias en el anuncio son las famosas "Havaianas", inventadas en Brasil por una empresa de origen argentino y que se han vuelto la última palabra en moda playera.
Que un ingenioso par de chancletas fabricadas en Latinoamérica sea el objeto del deseo en este verano hongkoniense, me hizo acordar de otras fotos que estaban perdidas en la vorágine de mi computador
Algunas son recientes mientras que otras tienen más de cinco años y hay una, con perdón del lector, que habla de funciones corporales que nunca pensé mencionar en este blog.
Sea como sea, he aquí mi pequeña galería latina:

Shakira en la vitrina del "Hard Rock Cafe" en el Peak, el punto geográfico más alto de Hong Kong:



Leonardo Messi en un paradero del bus:



Aviso de página entera en el periódico oficial "China Daily":



Dolorosa mascarilla facial que venden en la droguería:



Fernando Botero en Tokio:



Y también en Hong Kong:



La calle del querer en Kochi, India.



Un exclusivo restaurante en Kamakura, Japón:



El Salón de belleza de Julia en Macao:



Marca de papel higiénico en Japón:



Espero que Latinoamérica se me siga atravesando por aquí para darle de comer a la insaciable nostalgia y si hay algún lector en estas latitudes al que también se le ha atravesado, me encantaría que me cuente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Déjame un comentario