miércoles, 16 de julio de 2008

Permitido prohibir

A pocas semanas de los Juegos Olímpicos el gobierno chino parece haber entrado en una maratón de normas que prohíben a los espectadores del evento hacer cosas que seguramente a nadie se le habían ocurrido antes. Para mí que por el afán de que los Juegos transcurran sin problemas, Beijing más bien le está poniendo ideas en la cabeza a la gente.
El nuevo reglamento expedido por el Comité Olímpico lleva por título “Buenos Hábitos para unos Buenos Juegos” y está dirigida no sólo a los extranjeros sino también a los locales que tienen planeado ir a los estadios.
Además de todas las prohibiciones dadas a conocer en las semanas anteriores, el BOCOG advierte esta vez que no se permitirá llevar carteles que excedan el tamaño de un metro por dos, ni banderas de países que no participan en los Juegos (léase Tíbet).
Estará vetado decir malas palabras, emborracharse y protestar, además de practicar juegos de azar, llevar cámaras o radios a las sedes deportivas y –por si a alguien se le había ocurrido la idea- correr desnudo.
También estarán prohibidos los recipientes con gaseosas (¿se podrá llevar cerveza?), los instrumentos musicales incluyendo los silbatos (¿es el silbato un instrumento musical?), encendedores (¿y qué pasa con los fósforos?) y sombrillas largas.
Las sombrillas cortas, en cambio, estarán permitidas, porque mientras los occidentales no tienen inconveniente en achicharrarse bajo el sol cada vez que tienen la oportunidad, los asiáticos le huyen a los rayos solares porque manchan, arrugan y los hace parecer de menor clase social.
Brillo labial, estilógrafos y protectores solares estarán permitidos, siempre y cuando sea en pequeñas cantidades.
Los animales, a excepción de los perros guías, están vetados. Los niños pequeños no están vetados porque decirlo estaría mal visto, pero el Comité Olímpico ha opinado que un estadio abarrotado no es un buen lugar para llevar a un bebé de brazos, y yo coincido.
También hay normas sobre cómo se deben vestir los aficionados que prohíben usar atuendos idénticos. O sea, grupos de compatriotas haciéndole barra –o hinchando como dicen en Argentina- a su equipo, estarán vetados.
Vuelvo y digo que estas normas son para todos, propios y extraños, y que las advertencias para los pekineses pueden llegar a ser aún más insólitas.
Más de cuatro millones de familias en Beijing han recibido manuales de etiqueta para que sepan cómo comportarse durante la permanencia de los extranjeros en la ciudad, mientras que taxistas, empleados oficiales, meseros y hasta conductores de bus han tenido que tomar cursos de modales.
A la población de la sede olímpica le han recomendado que no cuelgue la ropa por fuera de la ventana, que no escupa, que no grite y que no se salte la fila.
Ellos, más que todos nosotros, deben estar ansiosos porque los Juegos Olímpicos de Beijing se acaben de una vez por todas.

1 comentario:

  1. >JAJAJAJA que colgados :D me encanta... bueno pero mejor eso.. que hayan normas que dejen todo claro (como dijiste.. por si a alguien se le ocurria andar desnudo..) en cambio aca en argentina, no habria forma.. son unos slvajes. los hinchas hacen siempre lio, se emborrachan andan sin remera.. etc...
    creo que prefiero las normas xD

    ResponderEliminar

Déjame un comentario