martes, 28 de octubre de 2008

La urbana realidad

No sé cuánto habrán cambiado las cosas a raíz de la actual crisis financiera, pero la última vez que me dio por mirar Hong Kong seguía teniendo la finca raíz más cara y la mayor concentración de millonarios por kilómetro cuadrado del planeta.
Cómo será, que cuando la revista Forbes resolvió este año hacer una lista de las 40 personas más ricas de la ciudad, se dio cuenta de que los 40 no sólo eran millonarios sino multimillonarios.
Que el dinero corre a chorros en Hong Kong se nota de lejos en la sobredosis de tiendas caras en las que nunca escasean los clientes y en la omnipresencia de “carrazos” andando por las calles.
La ostentación en este territorio es una forma de vida y todo el mundo alardea, desde el Jefe Ejecutivo que habla sin remilgos de su colección de Rólex, hasta el que hizo su fortuna a través de medios menos ortodoxos, como supongo debe ser el caso del dueño de este Maserati.
La realidad es que paralelo a ese universo increíblemente próspero y floreciente, existe otro casi invisible, habitado por indigentes, ancianos desamparados e inmigrantes, al cual indirectamente se refiere un informe publicado esta semana por las Naciones Unidas. El informe se llama "Estado de la ciudades del mundo" y revela que las urbes surafricanas son las más desiguales del mundo, seguidas por las de Brasil, Colombia, Argentina, Chile, Ecuador, Guatemala y México.
En el capítulo de Asia, la ONU sostiene que la brecha entre ricos y pobres tiende a ser menor en las ciudades chinas que en las de otros países, a excepción de un lugar: Hong Kong. La razón, supongo yo, es que mientras China se pasó al capitalismo hace menos de treinta años, Hong Kong fue colonia británica durante siglo y medio y sólo volvió al control chino en 1997, cuando ya quedaban pocos trazos de socialismo económico en ese país.
A pesar de la pobreza, dice la ONU, en Bangladesh, India, Pakistán e Indonesia los niveles de desigualdad urbana son bajos y sorprendentemente comparables a los de ciudades en Europa, Canadá y Australia.

2 comentarios:

  1. Hola Adriana, me parece fascinante esa mirada latinoamericana a la realidad asiática. Te he agregado en mi blog como un sitio interesante de visitar.
    Saludos desde Chile.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mauricio,

    Gracias por tu comentario. Dejame saber cual es tu blog para poder visitarlo tambien.

    ResponderEliminar

Déjame un comentario