sábado, 21 de febrero de 2009

La suerte del feo...

Hace poco en otro post me quejé de lo aburridas que son las Primeras Damas asiáticas.
No son esculturales como Carla Bruni ni íconos de la moda como Michelle Obama. No les ganan en ambición a sus esposos como Cristina Kirchner o Hillary Clinton, ni tampoco les dan palizas a los pararazzi como lo hizo recientemente en Hong Kong Grace Mugabe, la esposa del dictador de Zimbabwe.
En su inmensa mayoría, las consortes presidenciales de Asia son unas señoras convencionales que se visten de manera insípida y atraviesan el período presidencial de sus maridos tratando de hacer el menor ruido posible.
Afortunadamente para ellas existen las futuras Primeras Damas, o al menos una futura Primera Dama que saca la cara –y sobre todo la voz- por las demás.
Es nada menos que la esposa del vicepresidente chino Xi Jinping, el alto funcionario que la semana pasada andaba por Latinoamérica firmando acuerdos y mirando qué hay de bueno para comprar por allá (me refiero a empresas, minas y cosas por el estilo).
Qué puedo decir: el señor Xi es inmensamente poderoso, tan poderoso que dentro de cuatro años se convertirá en el presidente de los 1.300 millones de chinos. Pero no es muy agraciado.
El Vice chino debe ser lo que en Colombia llamamos un feo con gracia, porque de alguna manera se las arregló para convertir en su esposa a una mujer talentosa, linda y a quien el pueblo chino ama con pasión.
La señora Peng Liyuan de Xi es una famosísima cantante de "música patriótica" -guoyue, en mandarín- un género muy popular en China que exalta las bellezas del terruño y protende llenar de orgullo nacional a quien la oye.
Promovidos por el gobierno comunista, los himnos patrióticos se oyen frecuentemente en la radio y la television chinas y deben ser consumidos en grandes dosis por los soldados.
La propia Peng Liyuan, cuyos principales éxitos llevan títulos como Mi Madre Patria, La gente de nuestro pueblo y En las llanuras de la esperanza, tiene grado de mayor general del Ejercito de Liberación Popular.
La pareja se casó hace 20 años y tiene una hija adolescente y aunque no hace presentaciones exhibicionistas al estilo Sarkozy-Bruni, aparece de vez en cuando en las páginas sociales para sacar del tedio a los seguidores de los intríngulis políticos de Beijing.
Yo no sé si ya habré pasado demasiado tiempo por aquí, pero me dio por buscar videos de actuaciones de la señora de Xi y me encantó.
Es linda y llena de carisma y algunas de sus canciones, las que no suenan a pura propaganda maoista, las oiría de vez en cuando en mi casa.
Aquí les dejo para que vean ustedes mismos que la suerte del feo...

1 comentario:

  1. y bueno.... es un lavado cerebral astuto jaja XD
    seria lindo saber que dice.. podrias decirnos aunque sea un poco? :P

    ResponderEliminar

Déjame un comentario